La Psicooncología, una rama de la psicología del s.XXI

La Psicooncología, una rama de la psicología del s. XXI

Ibet Aguilar Rivera
Lic. en psicología
Mtra. en psicooncología
Casa del Desarrollo psíquico, Corporal, Humanista y del Encuentro:

Kali Psyché

Dado que en la actualidad el cáncer es una de las principales causas de morbilidad y mortalidad en todo el mundo, el sector salud tiene como propósito fomentar acciones de prevención y detección oportuna para reducir los fallecimientos por esta causa, una de estas acciones es la información oportuna que como profesionales de la salud tenemos la obligación de difundir.

Desde el momento del diagnóstico, el paciente oncológico se convierte para el resto de su vida en un superviviente, quien pasa por la experiencia de enfrentarse a los miedos, a la angustia y a la ansiedad de la enfermedad como un proceso natural ante el diagnóstico.

La experiencia de recibir un diagnóstico de cáncer, no solo afecta al paciente sino también a sus familiares y amigos. La incertidumbre de qué es lo que va a pasar, si va a morir, si será doloroso, etc., son dudas y emociones que experimentan todos los que rodean al paciente y por supuesto el mismo paciente, asociado con fortaleza, valor y determinación frente a la situación.

Almudena Prieto Fernández (2004), menciona que el impacto que produce la palabra cáncer sobre el enfermo y su entorno familiar-social es enorme. Este impacto puede llegar a ocasionar graves trastornos psicológicos, emotivos, afectivos… que son, en ocasiones, tan importantes como la enfermedad que los ha producido.

Difícilmente el médico oncólogo cuenta con la preparación suficiente para llevar el soporte psicológico sobre el manejo emocional y el tratamiento desde el momento del diagnóstico hasta la curación o la muerte del paciente, así como la carga psicológica y emocional relacionada con la enfermedad para los familiares.

De acuerdo con Middleton Jennifer (2002), los médicos parecen desconocer el potencial de trabajo de un Psicooncólogo y con frecuencia no recurren a él hasta que el enfermo está en crisis o cuando sienten que la proximidad de la muerte a ellos los desborda y no saben cómo tratar este tema con el paciente y/o la familia.

La Psicooncología constituye una rama especializada entre la medicina y la psicología, su objetivo principal es mejorar la calidad de vida de los pacientes oncológicos en todas sus esferas, apoyándolos desde su diagnóstico hasta su recuperación o muerte, por lo que la preparación del Psicooncólogo es como Psicólogo Clínico formado en oncología, quien sirve para asistir al cuerpo médico, ocupándose de diversas tareas en tres niveles:

La intervención a nivel de prevención primaria, que se lleva a cabo antes de que surja la enfermedad (psicoeducación) proporcionando información oportuna y veraz, el fomento de hábitos sanos y la interdisciplinariedad, teniendo como misión impedir su aparición.

La intervención a nivel de prevención secundaria, al ser inevitable su aparición tiene como objetivo localizar y detectar la enfermedad en sus estados iniciales, tratando lo antes posible la enfermedad, teniendo como misión conseguir que el paciente adquiera hábitos periódicos facilitando la adherencia al tratamiento médico y psicológico consiguiendo ajustar sus expectativas y reducir el estrés mejorando así su calidad de vida.

La intervención a nivel de prevención terciaria, después de que la enfermedad se haya declarado, comprende todos aquellos conocimientos, habilidades y técnicas psicológicas para conseguir que el paciente siga los tratamientos prescritos por su médico, evitando que caiga en estados de ansiedad y depresión que le repercutan, colaborando también con la comunicación del diagnóstico o la preparación para la muerte.

Es importante mencionar que todas estas intervenciones también deben verse multidisciplinariamente con el equipo médico que lleva  el tratamiento del paciente, así como con los familiares y el cuidador primario del mismo.

Otro de los trabajos del Psicooncólogo es la intervención en la familia, instruyendo en habilidades de comunicación entre paciente-médico y paciente-familia, dar soporte emocional a todos y cada uno de los familiares durante todo el proceso, eliminando aquellas conductas desadaptativas y si es necesario en la elaboración del duelo. El adiestramiento al personal sanitario o cuerpo médico, también es otra de las labores dentro de la Psicooncología permitiéndole una mayor coordinación e integración para mejorar la escucha y acercamiento más humano hacia al paciente, exento de hostilidades y frialdades que los propios médicos utilizan como mecanismo de defensa para evitar enfrentarse con su propia muerte, enseñándoles técnicas de afrontamiento para combatir su propia ansiedad y depresión, los cuales repercuten en el paciente negativamente.

La salud y la enfermedad son parte integral de la vida, del proceso biológico y de las interacciones tanto del medio ambiente como del medio social, por tal motivo estoy convencida que la unión entre la rama de la psicología y la medicina como dos áreas totalmente involucradas con el ser humano, donde el cuerpo médico no sólo está para salvar el órgano enfermo o curar la parte física deteriorada del paciente, debe involucrarse en las necesidades bio-psico-sociales y espirituales del paciente humanizando así más el dolor y la escucha hacia él, porque algún día todos llegaremos a ser pacientes también.

Bibliografía

Middleton Jennifer, Psicooncología en el siglo XXI, Artículo Publicado en la Revista Actualidad Psicológica, Junio, 2002.
Prieto Fernández Almudena, Psicología oncológica, Revista profesional Española de Terapia Cognitivo-Conductual, 2004.


Licencia Creative Commons
kalipsyche.org.mx por Kali Psyché se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 4.0 Internacional.
Basada en una obra en www.kalipsyche.org.mx.


   LOGO P  Encuéntranos en Facebook, YouTube y Twitter

Facebook: Kali PsychéKali Psyché Ψ@Kali_Psyche

Anuncios